¿La belleza está en el interior?

¿La belleza está en el interior? 1

¿La belleza está en el interior?

Saca la máquina de coser de su escondite

¡y empieza a hacer MAGIA!

Es más sencillo de lo que piensas. Si sigues los pasos precisos conseguirás engancharte a la costura creativa y a todo lo bueno que va a ocurrir: desconexión, descubrir tu lado más creativo (que lo tienes) y conocer otras mujeres fantásticas con las que compartir.

¿La belleza está en el interior?

Por un lado existe un bombardeo de imágenes, eslóganes y mensajes publicitarios de todo tipo que, especialmente a las mujeres, nos envían un agresivo mensaje: “no estás bien, tienes que cambiar”. Nos exigen muchas y variadas cosas: necesitas pesar menos (o más), tener la nariz más pequeña (o más grande), estar depilada, no tener canas, que parezca que no cumples años (esta es brutal, porque la alternativa a no cumplir años ya sabemos todos cuál es…) tienes que ser alta, pero no demasiado, etc, etc, etc.

Por otro lado, y para rematar la jugada, se nos envía al mismo tiempo el mensaje opuesto desde casi los mismos puntos: “tienes que estar a gusto con tu cuerpo”, “no cuentes calorías”, “tienes que quererte así como eres”, bla, bla, bla.

Se nos dice hasta la saciedad que nuestro cuerpo es feo e imperfecto y al mismo tiempo se nos culpabiliza por no amarlo tal y como es. Yo, que puede que sea algo cuadriculada, me hago un lío: ¿en qué quedamos? Al recapacitar un poco sobre todo esto me doy cuenta de que es todo una tomadura de pelo de dimensiones estratosféricas. Y me daría hasta risa si no percibiese algo perverso en todo este juego que ya no me hace ninguna gracia porque, así y todo, nos cala muy adentro.

Y aquí me encuentro, con la certeza absoluta de que todo esto se trata del montaje de un sistema de consumo que necesita que estemos insatisfechas con nosotras mismas para que compremos cosas y más cosas. Todo para llegar a alcanzar algo que ni siquiera está muy claro qué es. Y aún con esa certeza me miro al espejo y, la mayoría de veces, no me gusta lo que veo y tengo que retirar la mirada. Y no sé muy bien qué hacer para que eso que me dice mi cerebro se refleje en cómo me siento con mi propio cuerpo.

Ante toda esta confusión y agitación me asalta una pregunta recurrente: ¿qué podemos hacer?

Hace un tiempo encontré por casualidad una publicación que abrió un poco esa puerta. Se trata del magazine Gansos Salvajes. Lo primero que me llamó la atención fue su eslogan: “conciliamos belleza, moda y conciencia”. ¡Empezamos bien! Después de ojear durante horas su web me decidí a comprar el último número en papel y… ¡BINGO! Era la primera publicación femenina que caía en mis manos con la que no me entraban impulsos de comprar y comprar, de adelgazar o de blanquearme los dientes. En ningún momento recibí el mensaje de que tenía que cambiar algo, más bien al contrario. Encontré un magazine que respetaba mi inteligencia sin mensajes paternalistas, con artículos interesantes, atemporal (tengo todos los números y los consulto a menudo), y con una calidad impresionante en todo: papel, contenidos, fotografías, ilustraciones…

¿La belleza está en el interior? 2

Pero ya no quiero seguir hablando yo porque he querido invitar a Laura Martínez Hortal, la directora de Gansos Salvajes, para que ella misma nos hable del magazine y otras herramientas a nuestro alcance para comenzar a querer y disfrutar nuestro cuerpo. Porque creo que necesitamos algo más que un simple “tienes que verte bien cómo eres” que, además de poco efectivo, tiene un toque culpabilizador que no me gusta un pelo. Os dejo con esta entrevista que espero que te guste y te proporciona algunas claves para empezar o continuar en el camino de disfrutar de ti tal y como eres: (IM) PERFECTA

¿La belleza está en el interior? 3

Pregunta: Laura, en primer lugar tengo que darte las gracias por participar en esta entrevista. Sé que tienes muy poco tiempo, y me hace muchísima ilusión que lo inviertas aquí, en Morucha Cucamona, con el esfuerzo que sé que te supone.

Llevas mucho tiempo y energía dedicada a conciliar belleza, moda y conciencia a través de Gansos Salvajes como publicación y otras actividades que hablaremos a lo largo de la entrevista. Por eso confío en tu opinión y en tu experiencia y las considero muy valiosas en este aspecto.

Cuando empecé a vislumbrar la tomadura de pelo que es el modelo único de belleza que se nos impone, una de las cosas que más me preocupaba (y lo sigue haciendo) es que sentía que para vivir libre de esta sensación de insatisfacción con mi físico tendría que aislarme en una burbuja.

¿Crees que es posible cambiar el enfoque o la mirada hacia nosotras mismas sin tener que retirarnos de la sociedad actual?

Cada persona encuentra su propia fórmula para adaptarse a este mundo tan complejo. A mí lo de aislarme no me sirve, creo que la riqueza de la vida son las relaciones y aislarte es empobrecerte. La mejor solución que he encontrado es cultivar relaciones en las que puedo ser yo misma. Y esas relaciones no son sólo con personas; cómo elegimos informarnos es importante también porque no es igual tener el hábito de leer filosofía que ver un programa de cotilleos (esto también son relaciones al fin y al cabo) Pienso que se trata de encontrar formas de estar en el mundo en las que encajes y que no te dañen. Todavía hay formas de vivir en los márgenes sin estar fuera. Y, para conseguirlo, debemos soltar las ideas preestablecidas sobre cómo vivir y el “qué dirán”.

Valentía es la palabra clave.

P: ¿Puedes darnos algunas claves que poner en práctica en nuestra vida cotidiana para hacer este click que necesitamos y empezar a comprender e interiorizar que no nos falta ni nos sobra nada?

 Un primer paso clave para mi, que di hace muchos años, fue comenzar un trabajo de autoconocimiento, dejar de ver televisión y revistas de moda. Las revistas me encantaban pero, cuando tuve un mayor contacto con mis emociones, me di cuenta de que me hacían sentir fatal. Sentía que muchas veces insultaban mi inteligencia. Una acción como esta, baja los niveles de frustración muchísimo. Exponerte menos a determinada información no significa aislarte puesto que hoy día tenemos opciones más afines y amables de conseguir información.

Es clave no tener tanto la mirada fuera. Aprendemos a poner la atención en todos los estímulos externos y olvidamos un poco el contacto con nosotras mismas. La verdad es que, cuando pones la atención dentro, eliminas la comparación y ganas margen de maniobra porque sabes qué sientes y quién eres.

P: ¿Crees que cambiar nuestra forma de consumir cambia al mismo tiempo la percepción que tenemos de nosotras mismas y en especial de nuestro físico?

Creo que sí, aunque creo que es causa y consecuencia al mismo tiempo. Para cambiar tu forma de consumir antes se debe producir un cambio interno.

P: En el contexto de consumo actual, me parece una osadía lanzarse a publicar una revista que es todo lo contrario a las publicaciones del momento: atemporal, de alta calidad, promotora del consumo responsable… Háblanos un poco de la revista Gansos Salvajes; cómo surgió la iniciativa, cuál es la diferencia con una publicación convencional de moda y qué dificultades te encuentras a la hora de distribuirla.

Gansos Salvajes nació de la ilusión de crear una publicación que no existía en el mercado y que cubría las necesidad de un grupo de mujeres cada vez mayor a las que les gusta la belleza y la moda pero que no se sienten cómodas con el mensaje de las revistas tradicionales para mujeres, ni con la imagen que se trasmite, ni con la forma de trabajar de las marcas de moda, ni con los contenidos paternalistas que dicen cómo hay que comportarse y cómo hay que ser.

Yo no hablaría de dificultades en la forma de distribuirla. Simplemente hemos tenido que encontrar otras vías. Empezamos de una forma bastante inocente y, en el proceso, descubrimos de qué manera trabajan las grandes editoriales de prensa. Nos dimos cuenta que destruir todas las semanas kilos y kilos de papel impreso que nadie había podido aprovechar no era nuestra manera de trabajar. Así pues, nuestras vías de distribución son librerías, tiendas de moda sostenible y principalmente internet. Cada magazine está hecho para servir, mimamos mucho la producción de cada número para que el resultado tenga mucha calidad. Nuestra filosofía es de pequeña empresa que crea algo casi artesanal, algo bello y útil que dure y pueda pasarse entre amigas. Que sea especial y no te apetezca tirarlo.

P: Además de la publicación en sí misma (que ya es fabulosa) ¿qué podemos encontrar en Gansos Salvajes para ayudarnos en este camino de re-conciliación?

En Gansos Salvajes también ofrecemos experiencias formativas para mujeres. Creamos el curso online I LOVE MY BODY en el que trabajamos sobre nuestra autoestima y la autovaloración de nuestro cuerpo (en 2018 queremos hacerlo también en versión presencial)
También tenemos el programa ALQUIMISTAS que es nuestro programa vip online, un recorrido de 10 meses en el que profesionales de alto impacto del mundo del crecimiento personal acompañan a las alumnas en un camino de autoconocimiento para descubrir su brillo interior.

El próximo mes de noviembre se publica el número 8 de la revista, ¡estoy deseando tenerla en mis manos! Muchas gracias Laura, por estas herramientas que espero nos ayuden a arrancar nuestro vuelo al lado de tus Gansos Salvajes.

Os animo a suscribiros a su comunidad para que os enteréis cuanto antes de la disponibilidad de nuevas publicaciones y además participar de los viernes de moda sostenible.   Unos recursos imprescindibles para comenzar realmente a reconciliar moda, belleza y conciencia.

Sin comentarios

Publica un comentario
Este formulario recopila su nombre, correo electrónico y contenido para que podamos hacer un seguimiento de los comentarios colocados en el sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra política de privacidad, donde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.