Saca la máquina de coser de su escondite

¡y empieza a hacer MAGIA!

Es más sencillo de lo que piensas. Si sigues los pasos precisos conseguirás engancharte a la costura creativa y a todo lo bueno que va a ocurrir: desconexión, descubrir tu lado más creativo (que lo tienes) y conocer otras mujeres fantásticas con las que compartir.