Este San Valentín… Enamórate de ti

No sé tú pero a mí no me gusta que me “obliguen” a regalar, ya lo hablamos hace poco en Navidad. En San Valentín, parece que el amor hay que demostrarlo a golpe de objetos y corazones rojos. Que solo puedes “regalar” amor a tu compañer@ de vida y que “Love is in the air” porque a los grandes les da la gana. Y yo me pregunto… ¿Qué hay de tu amor? Las parejas van y vienen, pero si hay algo seguro es que tú vas a ser tu compañera de vida hasta que la muerte os separe (que espero sea dentro de muuucho tiempo). Así que si hay alguien a quien tienes que demostrarle lo mucho que la quieres; esa eres tú querida mía.

Hoy vamos a hacer un programa de autoamor para San Valentín (si ya tienes plan ese día, vale también el día antes o el de después, que tampoco es cuestión de renunciar a las cosas buenas)

Se trata de que te mimes, que te dediques un rato (largo) y te regales un San Valentín a medida…  Lo que te propongo es una cita con la mejor persona que conoces… tú.

Vamos allá, aquí tienes unas ideas para dedicarte hoy, mañana o cualquier día del año. ¿Te apuntas?

  1. Marchando una de autoestima. Un ejercicio que me encanta y que me resulta muy útil de tanto en tanto, es escribirme una carta a mi “yo” del futuro o incluso del pasado. ¿Qué le dirías a esa pequeña que soñaba despierta? Escríbelo. ¿Cómo quieres que sea tu futuro? Visualízalo y anótalo todo en un papel. Si te da pereza, puedes enviarte un audio de whatsapp, que para eso estamos en 2018. A mi me hubiese encantado recibir esa carta hace 10 años, mientras recogía mis cosas huyendo de aquella relación que me hacía tanto mal. Diría algo así: Tranquila querida, ser valiente tiene premio: antes de lo que crees dejará de doler. Aquí hay personas maravillosas deseando conocerte. Te espero guapa.san valentín
  2. Enciende una vela. Busca un lugar en casa para desconectar y tómate tu tiempo. Enciende la vela y deja que el aroma inunde tu rincón. Disfruta de la experiencia de no hacer nada. Pero NADA DE NADA.san valentín
  3. Date un baño relajante. Es obligatorio que te mimes como te mereces de vez en cuando y que te permitas enamorarte de tu cuerpo y de tu preciosa persona. Nota: Si eres madre es muy importante que cierres el pestillo.san valentín
  4. Túmbate en un lugar en el que estés cómoda y ponte música. Tu música favorita.
  5. Para terminar, puedes calentar un  saco de semillas y colocártelo donde te pida el cuerpo. san valentín
Y ya está, disfruta de esta cita contigo misma y aprovecha este día para enamorarte de ti. Cuida tu cuerpo y quiérete mucho. Dile a Cupido que estás demasiado ocupada mimándote… a ver qué cara pone.

Compartir con ...


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay productos en el carrito.