Quieres hacer un regalo especial… y ya no sabes qué inventar

¿Por qué es tan difícil hacer un regalo especial en estos tiempos?

Un cumpleaños, el nacimiento de un bebé, celebraciones familiares, Navidad, San Valentín, un reencuentro, un porque sí… Todas estas situaciones y muchas otras tienen algo en común: agobio, frustración, dolor de cabeza, esa sensación de que hagas lo que hagas no vas a acertar…

No te das cuenta, tu vida transcurre normal y corriente, todo va más o menos bien y de pronto ¡oh, no! Tienes que hacer un regalo. Pero no cualquier regalo. Es para alguien importante para ti o para celebrar algo especial y quieres encontrar algo con lo que emocionarla.

 

hacer un regalo

 

Y no es que no te guste regalar. Regalar es fantástico, tanto si das como si recibes es una experiencia muy agradable, al fin y al cabo es un acto de amor, y el amor es universal, nos gusta a todos.

¿Y entonces? ¿por qué es tan difícil? Estas 4 claves te van a ayudar a entender donde está el problema y es el primer paso que necesitas para encontrar regalos que, de verdad emocionen a las personas a las que quieres.

  1. El ritmo de vida. ¿Cuánto tiempo tienes disponible para pensar bien en algo que pueda ilusionar a una persona especial para ti? A los 3 minutos (y ya es mucho) de empezar a reflexionar sobre qué podrías regalar, ya te asalta la sensación de estar perdiendo el tiempo. Lo normal, con el ritmo de vida que llevamos, es acabar poniendo en Google “regalos especiales para cumpleaños”, o “recién nacidos” y comprar lo primero que te llame un poco la atención. Si no te convence nada, toca pasar a última hora por el centro comercial y hacerte con lo que menos te disguste en el poco tiempo de que dispongas. Y llámame loca, pero encontrar inspiración en un centro comercial para un regalo que emocione, a mi me parece imposible.
  2. Cambio de paradigma. Aquí y ahora: Vivimos en un momento en el que todos tenemos de todo y además inmediatamente. Y si no lo tienes, puedes echar mano del móvil, navegar un ratito y ¡bingo!, en un clic es tuyo. Ya no hay que esperar cumplir años para tener los vaqueros de tu marca favorita, ni un ordenador, ni un capricho, ni nada. Por eso el concepto de regalo ha cambiado. En la mayoría de los casos no vas a cubrir una necesidad material con un regalo y si lo intentas, lo lamento, pero lo más seguro es que fracases. La realidad es que, por lo general, no tenemos ninguna necesidad sin satisfacer, o al menos, ninguna que se adapte al presupuesto de un regalo medio.
  3. El abismo que existe entre el low-cost y el lujo: En los últimos años se ha instaurado, de forma muy sutil, la cultura de “lo barato”. Tenemos muchas cosas, pero de mala o pésima calidad. Al principio era una elección de cada uno o cada una: podías decidir si comprar algo mejor que te costara más dinero o más barato pero de peor calidad. Cuando muchas personas decidimos comprar lo barato en lugar de lo de calidad, las marcas y personas que producen calidad sólo tienen dos opciones: o compiten por precio reduciendo la calidad o cierran y se dedican a otra cosa. Y es así como poco a poco nos hemos quedado sin alternativas de calidad media-alta. Hay bastante oferta low-cost y súper lujo, pero en medio está el abismo (aunque poco a poco van surgiendo de nuevo marcas que apuestan por la calidad). A la hora de hacer un regalo esto es un gran problema.
  4. El exceso de información. Buscar un regalo por las redes es un trabajo de alto riesgo. Es una experiencia parecida a la del centro comercial pero a través de una pantalla. Puedes pensar que al menos on-line, puedes retirarte cuando quieras, pero no es verdad. Las imágenes se suceden una detrás de otra y te abducen de tal forma que no podrás salir de ahí hasta hacer una compra, la que sea, o que alguien te arranque de la hipnosis.

hacer un regalo

 

Aún con este panorama ¡tengo una buena noticia para ti!

Ahora ya sabes por qué buscar el regalo perfecto que quieres hacer, se convierte casi siempre en un dolor de cabeza. Algo que vas dejando y dejando para otro momento y que te genera agobio y malestar. Y tú no quieres vivir con ese malestar.

Por eso he creado para ti la guía en 3 pasos “Empieza a emocionar con tus regalos” en la que te desvelo la técnica depurada que llevo usando un montón de años para hacer unos regalos que te mueres.

Me llamo Isa. Tengo 11 hermanos más pequeños que yo: 8 chicas y 3 chicos. Mi padre tiene 7 hermanos y mi madre 5, cada uno con su familia. Si no te bailan las cifras, ya te estás haciendo una idea de la cantidad de cumpleaños, bodas, navidades, bebés y otras celebraciones en las que me he visto envuelta, ¿verdad? Aunque igual ahora lo que más te intriga es saber como comíamos, cenábamos y nos acostábamos y si mis padres están como un cencerro… déjame que te siga hablando de regalos y lo demás te lo contaré más adelante también.

Cuando tú tengas que hacer un regalo complicado, yo lo he ya hecho unas 15 veces por lo menos. ¿Te imaginas el dolor de cabeza que puedo ahorrarte? Siempre sigo los mismos pasos, y cada vez consigo hacer mejores regalos, de esos que hacen sentir. Y lo mejor de todo es que disfruto del proceso, se me llena el estómago de mariposas y me ilusiono como una niña esperando el día en que esa persona a la que quiero emocionar va abrir mi regalo, y cuando por fin llega el momento (si he sido capaz de aguantar al día D) y veo en su cara que he acertado… ¡buah!, eso es felicidad. Un momento sólo comparable a levantarse de la cama, desayunar y volver a dormir otro ratito.

Hoy quiero regalarte mi método para que tú también puedas hacer regalos maravillosos y además disfrutes del camino. He creado la guía Empieza a emocionar con tus regalos” en la que te cuento mi estrategia de principio a fin.

Puedes descargarla ahora mismo y espero que nunca más tengas agobio al hacer una de las cosas más bonitas que podemos hacer por las personas que tenemos al lado: regalar

 

En ella te cuento paso a paso como encontrar regalos para las personas que quieres, de esos que nunca se irán en una limpieza general y quedarán para siempre en el recuerdo.

Mi objetivo con esta guía es que disfrutes regalando y que emociones a todo aquel que reciba algo de ti. Sigue los pasos en detalle y cuéntame qué tal. Estoy deseando saber que la palabra agobio ha desaparecido de tu vida cuando se trata de regalar.

>> Voy ahora mismo a descargar esa guía. Yo también quiero emocionar con mis regalos

Un abrazo grande,

Isa

Compartir con ...


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay productos en el carrito.