3 barreras que te impiden disfrutar de la costura (y como derribarlas)

Entre tu máquina de coser y tú existen tres barreras como la Torre Eiffel de altas que te han hecho incluso olvidar las ganas que tienes que disfrutar de la costura.

Voy a desvelarte una por una, cuáles son esas barreras y como las vamos a pasar por encima sin despeinarnos.

Si no quieres alucinar de un tiempo entre telas, hilos y costuras, mejor no sigas leyendo. Pero si ya sientes hormigueo en los dedos… ¡ADELANTE! Verás que aprender a coser es sólo el primer paso.

No recuerdo exactamente que edad tenía cuando vi por primera vez a mi abuela Isabel coser con su máquina, unos 5 ó 6 años tal vez. Lo que tengo grabado es lo flipadísima que me quedé, no podía dejar de mirar esa aguja subiendo y bajando a toda velocidad y ella manejando aquel Ferrary sin inmutarse. Poco después descubrí que también mi abuela María sabía hacerlo: ¡wow! tengo dos abuelas con súper poderes y un cohete en su casa, pensaba yo entonces.

Cuando, algún tiempo después era yo la que manejaba el pedal que daba movimiento a mi propia máquina, reviví aquella sensación y supe que no iba a poder parar de hacerlo nunca.

---- GUÍA GRATIS ----

Aprender a coser

Descarga GRATIS la guía que te permitirá empezar a disfrutar de tu maquina de coser desde cero.

En todo este tiempo he aprendido muchísimas cosas, pero especialmente una: superar obstáculos. Y hoy sé que puedo ayudarte a reencontrarte con tu máquina o descubrirla si aún no la has usado nunca.

Lo primero haremos juntas es identificar las barreras y ¡vualá! hacerlas desaparecer. Estos son los monstruos que np te dejan disfrutar de la costura y a los que tendremos que hacer frente .

1 - EL ESPACIO

Nada metafísico, hablo del espacio mundano, lo que universalmente conocemos como «sitio», «hueco»… un rinconcito vamos. Y no, no se trata de desalojar a alguien de su habitación para montar un Atelier, aunque molaría y si tienes la opción, por mí no te cortes 🙂

Pero puede ser algo más sencillo. Lo que está claro que si cada vez que tienes media horita para coser un poco, tienes que remover Roma con Santiago para tener siquiera el espacio de trabajo… tú y yo sabemos que no lo harás. Basta una esquinita de una mesa, puedes tener la máquina incluso dentro de su funda, pero que no tengas que ir a sacarla de las profundidades de Mordor. Levantar la funda, enchufar y conectar el pedal es algo más asequible que podríamos negociar con nuestra parte más vaga ¿no te parece?

Conquistar un espacio no es fácil, pero te aseguro que merece muchísimo la pena… y no sólo por la costura 🙂. Es algo que te dará seguridad y confianza para defender a capa y espada TU MOMENTO.

Disfrutar de la costura

2 - LAS HERRAMIENTAS

Disfrutar de la costura desde cero

Lo has conseguido, todo el día danzando y después de varias acrobacias tienes por fin un rato para ti, te apetece coser un poco y no pensar en nada.

La máquina de coser está en su sitio, la enchufas, te sientas y cuando llevas 10 minutos…. ¡oh MY GOD! necesitas cortar, no tienes tijeras: te levantas, buscas unas tijeras por toda la casa, encuentras unas, te sientas.

Pasan 5 minutos y tienes que cambiar el color del hilo de la canilla (sí, el de abajo jeje) ¡pero no te quedan canillas libres! tienes que elegir entre liberar una canilla que ya tiene hilo, bajar a la mercería (si es que está abierta) o coser con el hilo que ya tienes, aunque no pegue mucho con tu proyecto.

Es como elegir entre susto o muerte. Eliges susto y continúas. Tienes que medir, a saber donde tienes el metro o toca buscar una regla…

---- GUÍA GRATIS ----

Aprender a coser

Descarga GRATIS la guía que te permitirá empezar a disfrutar de tu maquina de coser desde cero.

Total, la horita que tenías se ha esfumado y tú no has conseguido dar ni tres puntadas, ¿te suena? A mí sí. En lugar disfrutar de un tiempo de creatividad y relax, has ganado un cabreo monumental. Y eso es muy mierda, ¿verdad?

Una cajita con un set básico es la diferencia entre la vida y la muerte: Tijeras, metro, descosedor, canillas (lo ideal es tener siempre 2 ó 3 libres) y bobinas de hilo de los colores básicos serán tus grandes aliados.

Hemos hablado del espacio y las herramientas básicas pero estoy segura de que la tercera barrera es la que más lata te va dar, ¿adivinas cuál es?

3 - EL TIEMPO

Ay amiga, esta es la torre más alta que tenemos que derribar… porque la realidad es que siempre, siempre, siempre nos va a faltar tiempo de calidad para dedicar a algo que nos gusta y nos apetece hacer porque sí, sin obligaciones.

Y como sé que por mucho que te diga que tú lo vales, que te lo mereces y bla bla bla; no vas a hacerme ni caso y tu máquina de coser seguirá acumulando polvo en algún sitio. Así que me (y te) ahorro el sermón y vamos directamente a la acción.

Para empezar a coser desde cero y disfrutar desde el primer minuto ya has comprobado que lo de pasarse horas y horas en youtube no funciona.

¿Qué te parece si te acompaño yo y un montón de mujeres más que ya están disfrutando de hacer sus primeras creaciones?

Te presento mi curso on-line Costura Creativa para Principiantas, con el que he ayudado a más de 100 mujeres a descubrir que sí son creativas y se merecen tiempo y espacio para coser por placer.

Cada vez que pienso en todas esas máquinas de coser que andan por ahí perdidas, me muero de pena. ¿Sabes la de veces al día que oigo la misma frase?

Me encantaría coser, hacer algo con la máquina PERO…
Costura Creativa para Principiantas

El motivo es variado: no tengo tiempo, no sé usarla, no sé qué hacer, no encuentro materiales, nunca he cosido…

Todo eso ya no será un problema nunca más. Quiero que todas esas máquinas salgan de sus escondites para empezar a hacer lo que sólo ellas saben hacer con ayuda de tus manos: MAGIA.

Así es, creo que una máquina de coser es lo más parecido a una varita mágica y las varitas están para utilizarlas ¿no?

Conozco perfectamente la situación: te encantaría coser algo y no consigues sacar nada de tiempo y cuando por fin tienes un ratín, te encuentras con que hay que decidir qué hacer, buscar un tutorial, comprar los materiales, descargar el patrón, cortar la tela, y encima los resultados nunca salen como en el vídeo.

¿Te suena la historia?

---- GUÍA GRATIS ----

Aprender a coser

Descarga GRATIS la guía que te permitirá empezar a disfrutar de tu maquina de coser desde cero.

Por no hablar de si aún no has cosido nunca… ves vídeos y vídeos sin parar pero no terminas de lanzarte.

También conozco al dedillo la sensación de los tejidos moviéndose entre tus dedos, el traqueteo de la aguja subiendo y bajando, las texturas… como se transforman dos trozos de tela en algo con vida… ¡hecho por ti! La impaciencia por terminar y a la vez no querer terminar nunca.

He tenido que enfrentarme a cada una de las barreras que tú te encuentras para coser y después de este tiempo sé exactamente cómo hacer para que no sean problemas para ti.


¿Quieres saber cómo lo vamos a hacer? No creerás que iba a dejarte sola ante el peligro ¿verdad?

Yo voy a poner toda la carne en el asador para conseguirlo… ahora faltas tú.

¿No te parece que ya es el momento de dedicar tiempo a lo que a ti te gusta?

Pues ve a decirle a tu máquina que ya mismo os encontraréis.

Te veo dentro, me encantaría darte ese impulso que necesitas para empezar a disfrutar de crear con tus manos. 

Un abrazo,

Isa

Deja una respuesta